Buscar
  • MALAK

Propiedades de los cuarzos, cristales y minerales | Lapislázuli

Al igual que otras piedras preciosas y semipreciosas, esta proviene básicamente de la unión de dos elementos: “lapis” que significa piedra en latín, y “lazaward”, lo cual se refiere a azul en árabe. El lapislázuli es una de las piedras semipreciosas que cuenta con mayor antigüedad en el mundo haciendo que la referencia de su nombre proceda del sánscrito “rajavarta” lo cual significa “rizo de rey”.


Según las creencias, el lapislázuli abre el tercer ojo y equilibra el chacra de la garganta. Es una piedra que ayuda a liberar rápidamente el estrés, aportando una paz profunda. Posee una enorme serenidad y trae la clave de la realización espiritual. Es una piedra protectora que contacta con los espíritus guardianes. Reconoce el ataque, bloqueándolo y devolviéndolo a su origen. Armoniza los niveles físico, emocional, mental y espiritual, aportando un profundo conocimiento interno cuando están equilibrados. Es un poderoso amplificador del pensamiento, aporta claridad y objetividad. Anima a la creatividad y ayuda a afrontar la verdad. Ideal colocarlo sobre el tercer ojo o sobre la garganta. Debe colocarse también sobre el diafragma o en cualquier lugar entre el esternón y la parte alta de la cabeza para que pueda realizar de una forma correcta su función.



Es la piedra antigua de la salud mental y psicológica utilizada por los antiguos egipcios para acceder al conocimiento sagrado. A menudo se lo conoce como la "piedra del paraíso", ya que ayuda en la búsqueda del ser celestial. Se cree que despierta las habilidades psíquicas al ayudarlo a reconocer la intuición y la guía espiritual, pero, sobre todo, purifica la mente, el cuerpo y el espíritu de las toxinas y la negatividad. Exactamente lo que necesitamos en nuestra vida cotidiana.


Para aquellos que están interesados ​​en una espiritualidad aún más profunda: el lapislázuli aumenta los estados meditativos muy profundos al alinear al usuario con el silencio de la espiritualidad. Cuando esté listo para abandonar el mundo físico y crecer espiritualmente, las joyas lapis son perfectas para este proceso. Este proceso es el mejor en un estado de meditación que permite que este viaje suceda, estimulando un profundo crecimiento personal y espiritual.


Si nos referimos a las propiedades energéticas del lapislázuli, podemos mencionar que cuenta con un valor relacionado con la voz, la comunicación y la garganta. Esto ayuda al poder de la palabra brindando confianza en quien la tiene. Como mencionamos antes, en el antiguo Egipto era utilizada como un amuleto de la suerte. Era considerada como una joya sagrada al utilizarla en los ritos funerarios y hoy en día es una de las piedras que reciben mayores reclamos.

Sumado a ello, también se utilizó como pigmento azul por pintores como Leonardo da Vinci, Fra Angelico y Durero. Este tipo de material también se llegó a llamar oro azul. Inclusive existe un momento donde su precio llegó a costar cuatro veces más alto que el oro.


18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo